Skip to main content

Historias: Sal quiteña

Amor de Costa y Sierra

Soy Nicol Santo. La familia de mi papá, que es quiteño, vive aquí. Mi papá era policía en Milagro y lo transfirieron acá. Yo era muy apegada a mi papá y mi mamá no quería al pri…

El club

Una tarde, “Los Omotos” del Club La Basílica se encontraron en la calle con Guillermo de la Rosa, alias “Empanada”. Sabían que él buscaba trabajo y le comentaron que unas monjit…