Bordadora de niños

Soledad Espinosa es restauradora y realiza el diseño de imágenes religiosas en una concurrida calle del Centro Histórico de Quito, cerca del famoso Arco De La Reina. Ella aprendio el oficio por su mamá, ya que creció en los talleres donde ella laboraba. Su familia no le apoyaba, pero se puso un taller en el patio de su casa, el cual con una lluivia se inundó con sus primeras figuras.

A pesar de algunos contratiempos, nada detuvo su pasión y mejoró su oficio al punto de convertirse en una reconocida restauradora del sector y pudo brindar trabajo a su familia, ya que le acompañan, tías, primos y hasta algunos sobrinos en los trabajos que le llegan a Diario.

Está convencida de que su trabajo tiene un objetivo en esta vida y lo quiere descubrir con cada obra que restaura o confecciona. Diciembre es el mes más concurrido y por el ambiente religioso en el que se encuentra ella siente que cada día está más “Cerquita de Dios”.

Ubicación

Compartir


© Instituto Metropolitano de Patrimonio de Quito / IPANC 2022