Skip to main content

El club

Una tarde, “Los Omotos” del Club La Basílica se encontraron en la calle con Guillermo de la Rosa, alias “Empanada”. Sabían que él buscaba trabajo y le comentaron que unas monjitas en la Basílica buscaban a un profesor, pero una de las condiciones era que estuviera casado.

Guillermo de la Rosa, en su desesperación por conseguir empleo, buscó inmediatamente a Rocío Méndez con quien tenía un amor oculto y le pidió matrimonio. Todo fue de inmediato y al cabo de unos días, Guillermo con un nuevo compromiso, fue en busca del tan ansiado empleo, cuando le llegó la sorpresa de que no existía tal puesto y que todo había sido una broma pesada de “Los Omotos”, que además le decían a la mamá de la novia que ahora su hija se llamaría Rocío Méndez, señora de Empanada.

Mariela recuerda que eran unas risotadas tras otras. Finalmente, Rocío y Guillermo tuvieron hijos y después de un tiempo abandonaron el barrio. Después de 15 años dorados, el club de La basílica llegó a su fin. Las familias empezaron a irse de esta zona del centro, unos al norte, otros al sur.

Ubicación

Fichas para Profes

Descargar ficha del video:

Compartir